El sistema de Formación Bonificada, que se rige por el Real Decreto 395/2007, del 23 de marzo desarrollado por la orden TAS 2307/2007 de 27 de julio, permite a los empresarios disponer de parte del dinero aportado a la Seguridad Social a lo largo del año anterior, para invertirlo en formación en el año en curso. Este modelo se adapta a la realidad empresarial y permite al empresario decidir, en base a sus necesidades, la formación a impartir a sus trabajadores.
Todas las empresas disponen de un crédito para financiar la formación de sus trabajadores, cuyo importe se obtiene al aplicar a la cuantía ingresada por cada empresa en concepto de cuota de Formación Profesional un porcentaje que anualmente se establece desde la administración.

Con ese fondo, a través de la Fundación Tripartita para la Formación en el Empleo, las empresas tienen derecho a ofrecer a sus trabajadores acciones formativas para adecuar y/o reciclar los conocimientos de sus trabajadores.

Se financia a través de la aplicación de un sistema de bonificaciones en las cuotas de la seguridad social. Esto quiere decir que las acciones formativas a través de la bonificación tienen un coste 0 tanto para la empresa como para el trabajador. El importe de la factura será deducido del fondo que la propia empresa dispone de la Seguridad Social.

El Real Decreto 395/2007 del 23 de marzo garantiza que todas las empresas disponen de una subvención anual para la Formación Continua de sus trabajadores bonificable a través de sus cotizaciones sociales. De esta forma, se garantiza el derecho a la formación GRATUITA de los trabajadores

El crédito de las empresas es anual y no acumulable, es decir, si no se tramita en los plazos establecidos, el saldo se perdería, sin posibilidad de recuperarlo de modo alguno.

Objetivos de la Formación Bonificada

La Formación Bonificada tiene los siguientes fines:

  • Contribuir a la mejora de la productividad y competitividad de las empresas.
  • Asegurar la empleabilidad de los trabajadores, mejorando su capacitación profesional a través de la formación profesional continua durante toda la vida laboral.
  • Promover la acreditación de las competencias profesionales adquiridas por los trabajadores

Destinatarios

La formación bonificada está dirigida a trabajadores asalariados que prestan sus servicios en empresas, independientemente del tamaño o sector de éstas.

De esta bonificación quedan excluidos los autónomos, pero no los trabajadores que tengan contratados. Tampoco pueden acceder a la formación bonificada funcionarios y trabajadores en empresas o entidades públicas incluidas en el ámbito de aplicación de los acuerdos de formación en las Administraciones Públicas.

Para beneficiarse de la Formación Bonificada la empresa debe hallarse al corriente en el cumplimiento de sus obligaciones tributarias y frente a la Seguridad Social.

Gestión de la Formación Bonificada

Una de las posibilidades de gestión es mediante la adhesión a una agrupación de empresas, en la que una de las empresas, entidad organizadora, asume, en nombre de la empresa, el papel de interlocutor válido para intermediar con la Fundación Tripartita para la Formación en el Empleo (FTFE). Funciones a realizar:

  • Informar del crédito de Formación Profesional Continua disponible por la empresa.
  • Comunicar el inicio de cada curso a la FTFE.
  • Generar el soporte documental necesario para bonificar la acción formativa.
  • Presentar informes técnicos para cada una de las acciones celebradas.
  • Emitir certificados de asistencia al curso.
  • Realizar asesoramiento técnico para superar con éxito las posibles inspecciones de la FTFE.
  • Comunicar a la FTFE la finalización de las acciones formativas.
  • Prestar ante el INEM, la FTFE o Seguridad Social apoyo técnico en los posibles recursos.

Durante todo el proceso la entidad organizadora lleva a cabo un control exhaustivo del crédito consumido y del crédito disponible, y orienta a la empresa para que aporte la cofinanciación exigida y cumpla el porcentaje de colectivos prioritarios que marca la Ley.

SERGESA FORMACIÓN, S.L. es una entidad organizadora que puede gestionar el crédito de formación de su empresa ya que está acreditada ante la Fundación Tripartita, entidad dependiente de la Seguridad Social, encargada de coordinar las políticas de formación continua profesional.

Coste para la empresa

Una vez realizada la formación y verificado que el alumno ha finalizado satisfactoriamente el curso al que se inscribió, comunicamos el cierre del curso a la Fundación Tripartita.

La empresa deberá abonar una factura por el coste de la formación tras lo cual le enviaremos un Informe del importe a bonificarse en el mes siguiente a la finalización del curso a través de los boletines de cotización a la Seguridad Social, ya sea mediante el Sistema RED o a través de un TC complementario, dependiendo de lo que utilice para sus comunicaciones con la Tesorería General de la Seguridad Social. Además, deberá de reflejar en su sistema contable el gasto en formación.

¿De qué crédito disponen las empresas?

El importe del crédito de formación resulta de aplicar un porcentaje a la cuantía aportada a la Seguridad Social el año anterior en concepto de cuota de formación profesional.

En el caso de las empresas cuyo número de trabajadores en plantilla se encuentra entre 1 y 5, existe un crédito de bonificación determinado anualmente por la administración. Actualmente, éste crédito está fijado en 420€.
Hay que tener en cuenta que el CRÉDITO es ANUAL, es decir, se renueva año a año según la aportación a la Seguridad Social del año anterior. Si la empresa no hace uso de este dinero para formar a sus empleados antes de finalizar el año natural, lo pierde ya que la cantidad disponible NO ES ACUMULATIVA Ni PRORROGABLE.

Calculado nuestro crédito de formación, deberemos tener en cuenta dos condicionantes: el coste máximo bonificable y la cofinanciación privada.
Pinche aquí para acceder al simulador de crédito de la Fundación Tripartita

¿Cuál es el coste máximo bonificable?

Es la parte de los costes de formación que las empresas podrán financiarse con cargo a su Crédito de Formación. El coste máximo bonificable dependerá del número de trabajadores de nuestra empresa.

Nº de Trabajadores Bonificación
de 1 a 5 420€
de 6 a 9 100%
de 10 a 49 75%
de 50 a 249 60%
de 250 o más 50%

¿Qué es la cofinanciación privada?

Todas las empresas de 10 trabajadores o más deben colaborar mediante recursos propios en la financiación de la formación de sus trabajadores. La aportación dependerá del número de trabajadores en plantilla, quedando exentas aquellas empresas que cuentan con menos de diez trabajadores.

La cofinanciación se calcula de acuerdo a la siguiente tabla.

Nº de Trabajadores Cofinanciación privada
de 1a 9 0%
de 10 a 49 10%
de 50 a 249 20%
Más de 250 40%

La diferencia entre el coste total de la formación y la bonificación aplicada por la empresa constituirá la aportación privada realizada por ésta a efectos de calcular el porcentaje mínimo de cofinanciación que, sobre el coste total de formación, se exige a las empresas.

Dentro de esta cofinanciación estarán incluidos los costes salariales de trabajadores formados por la empresa durante su jornada laboral, que podrán calcular en base a la masa salarial bruta o el coste real de los trabajadores durante la formación.

La cofinanciación privada por parte de la empresa se puede cubrir con los gastos que suponen la impartición de la formación dentro de la jornada laboral del trabajador, sin necesidad de ningún desembolso económico adicional.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puedes obtener más información acudiendo a nuestra política de cookies. Pulse el botón aceptar, para confirmar que ha leído y acepta nuestra política de cookies. Después de aceptar no volveremos a mostrar este mensaje. política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies